Muchos de nuestros clientes, cuando nos llaman o cuando entran a nuestra oficina, tienen siempre las mismas dudas, “¿Cuánto cuesta instalar paneles solares?”, “¿Cuánto me puedo ahorrar?” y “¿Cuánto tardaré en recuperar la inversión?”. No existe una respuesta única para estas cuestiones, pero en este blog vamos a aclarar estas dudas.

¿Cuánto cuesta una instalación fotovoltaica?

Esta es, con seguridad, la pregunta que más escuchamos y la más difícil de responder. El coste de una instalación fotovoltaica depende de muchos factores, como el tamaño o el tipo de instalación fotovoltaica, por lo que es imposible fijar un precio para una instalación. Nuestros compañeros de AC FOTOVOLTAICA le ayudarán a decidir qué tipo de instalación es más adecuada en función de su consumo y sus necesidades y le asesorarán en cuanto al precio.

Las instalaciones más comunes son las de autoconsumo conectado a red, así que vamos a revisar de forma general los factores que más pueden afectar al precio de una instalación de autoconsumo:

  • Potencia instalada: es muy simple, la potencia y el precio de la instalación van de la mano, sin embargo, una instalación de mayor potencia también generará más energía y proporcionará mayor ahorro. Nuestros técnicos comerciales se encargarán de encontrar el equilibrio óptimo para cada caso.
  • Baterías: el uso de baterías en instalaciones de autoconsumo supone un aumento del precio, pero con ellas se puede ahorrar energía incluso durante la noche, por lo que puede resultar una alternativa interesante.
  • Calidad de los equipos: como todo producto en el mercado, hay marcas más económicas, pero con resultados mediocres. En AC FOTOVOLTAICA trabajamos con los mejores fabricantes del mercado.

¿Cuánto me puedo ahorrar?

El ahorro que proporciona una instalación fotovoltaica de autoconsumo depende directamente de la energía generada y del perfil de consumo del usuario.

Lo ideal es autoconsumir toda la energía generada, es por esto por lo que siempre se recomienda adaptar, en la medida de lo posible, los consumos a la curva de generación. Si esto no fuera suficiente, porque su consumo eléctrico se produce principalmente por la noche, se pueden instalar baterías, que acumulen la energía generada durante el día para consumirla cuando usted lo necesite.

Pongamos como ejemplo una instalación fotovoltaica que durante el mes de marzo ha producido 420 kWh. Si se aprovecha toda la energía producida, esto supone un ahorro de 420 kWh en nuestra factura eléctrica, la cual nos cobra aproximadamente 15 céntimos por kWh, por lo tanto, el ahorro obtenido es de 420 kWh x 0,15 €/kWh = 63 € de ahorro en un mes, si a esto le añadimos el impuesto de electricidad (5% aprox.) y el IVA (21%) obtenemos un ahorro total de 80 €.

Para lograr esto hay tres consideraciones clave:

  • Dimensionar adecuadamente la instalación en función de su consumo: antes de realizar una instalación, AC FOTOVOLTAICA estudia el consumo del cliente mediante sus facturas eléctricas, con la intención de ofrecer una instalación que sea capaz de cubrir todo el consumo energético.
  • No excederse en el consumo: un error que comete mucha gente es seguir el razonamiento de “como tengo fotovoltaica, puedo consumir más energía”. Tenga en cuenta que los ahorros se calculan partiendo de su consumo eléctrico. Supongamos que su factura eléctrica es de 100 € en la parte variable, y con fotovoltaica puede ahorrarse hasta 60 €, esto supone que al final de mes, la parte variable de su factura será de 40 €. Pero si aumenta el consumo, de manera que sin fotovoltaica su factura ascienda a 130 €, el ahorro que proporciona la energía solar seguirá siendo de 60 €, pero su factura será de 70 €, dando la falsa sensaciónde no haber ahorrado tanto como se esperaba, cuando la realidad es que el ahorro es el mismo.
  • Adaptar el consumo: para aprovechar mejor la energía generada, lo mejor es adaptar los horarios de consumo a la curva de generación. Por ejemplo, si tiene la depuradora de la piscina programada para que trabaje por la noche, que es cuando más barata se vende la energía eléctrica, si tiene una instalación fotovoltaica podría considerar cambiar la programación de la depuradora, de forma que arranque durante el día, cuando la energía fotovoltaica pueda cubrir este gasto.

Veamos dos ejemplos de curvas de consumo y su relación con la fotovoltaica:

En las siguientes gráficas, podemos ver la evolución durante cada hora del día de la potencia generada por la instalación fotovoltaica (amarillo), la potencia consumida de la red eléctrica (gris claro) que la facturará la compañía comercializadora, la potencia autoconsumida (verde) la cual supone la principal fuente de ahorro y la potencia vertida a red (gris oscuro).

 

 

En este primer ejemplo (en Huétor Vega, Granada), el usuario no ha adaptado el consumo al horario de generación, ya que tiene consumo (curva gris claro) más o menos uniforme durante todo el día, sin embargo, obtiene un ahorro notable durante las horas solares gracias a la energía autoconsumida (curva verde), y el resto de la energía generada se vierte a red eléctrica. Desde la entrada en vigor del Real Decreto 244/2019 se permite contratar la compensación de excedentes, lo su que permite aumentar el ahorro ya que la energía vertida a red (curva gris oscuro) se podrá compensar, aunque a un precio menor al de compra de energía.

 

 

 

En este otro caso (Estepa, Sevilla), el usuario sí que ha adaptado su consumo a la curva de generación fotovoltaica, ya que se puede apreciar que el consumo (curva gris claro) se reduce en las horas de oscuridad, y en las horas en torno a la generación fotovoltaica aumenta. La primera diferencia notable respecto al caso anterior es que, en este caso, la parábola de generación fotovoltaica se encuentra en su mayoría compuesta por potencia autoconsumida (color verde), eso quiere decir que la mayoría de su generación la está aprovechando, y por lo tanto no la está consumiendo de la red eléctrica. De nuevo, el área gris oscuro de la curva es potencia eléctrica que se vierte a red, pero que, gracias a la compensación de excedentes, esta energía puede agregar un ahorro extra.

¿Cuánto tardaré en recuperar la inversión?

Como hemos visto antes, el coste de una instalación fotovoltaica depende de sus características, y el ahorro depende, además de esto, del consumo del usuario. Esto hace que el plazo de amortización se sitúe entre los 5 y los 8 años. En AC FOTOVOLTAICA le asesoraremos gratuitamente para ofrecerle la instalación más adecuada para usted, de manera que recupere la inversión en el menor tiempo posible. Además, los módulos fotovoltaicos con los que trabajamos aseguran una vida útil de 30 años, tiempo más que suficiente en el cual además de recuperar la inversión, obtendrá beneficios en forma de ahorro de la factura eléctrica.

Y para mayor comodidad de nuestros clientes, AC FOTOVOLTAICA ofrece soluciones de financiación para su instalación fotovoltaica, de las cuales hablaremos en próximos artículos de este blog.