El sol arroja energía de forma inagotable a nuestro planeta en forma de luz, la cual calienta el agua y el aire, dando lugar a las energías hidráulica y eólica y convirtiéndose en la madre de todas las energías renovables. ¿Y si nosotros también pudiéramos aprovechar la luz del sol para producir energía? Gracias a los avances de la tecnología, esta luz solar se puede transformar en energía eléctrica apta para el consumo de nuestros electrodomésticos.

Existen distintos tipos de instalaciones fotovoltaicas según el uso que se le vaya a dar, cada una de ellas con características y equipos distintos. Hoy, con AC FOTOVOLTAICA, descubrirá las instalaciones más comunes, sus diferencias y los elementos que las forman.

Instalación de autoconsumo conectada a red.

Son las instalaciones fotovoltaicas más comunes, ya que las puedes encontrar tanto en residencias como en oficinas e industria. Con una instalación de autoconsumo aprovechará la energía del sol para reducir su consumo eléctrico, y por lo tanto su factura eléctrica.

 

Y por la noche, ¿qué ocurre? Cuando tu instalación fotovoltaica no sea capaz de suministrar la energía que necesite en ese instante, no se preocupe, porque seguirá teniendo su suministro eléctrico convencional que aportará la energía en horas de poca luz solar.

¿Y si su instalación fotovoltaica está produciendo más de lo que necesita? En ese caso, desde la entrada en vigor del Real Decreto 244/2019, podrá contratar con tu Compañía Comercializadora la compensación de excedentes, y obtener una retribución por la energía vertida a red.

Estas instalaciones se componen de los siguientes equipos:

  • Paneles solares: transforman la energía solar en energía eléctrica en forma de corriente continua.
  • Inversor de red: este equipo transforma la corriente continua de los módulos fotovoltaicos en corriente alterna adecuada para su consumo.
  • Sistema de monitorización: permite conocer su consumo y la producción fotovoltaica en directo para poder sacarle el máximo partido a la instalación fotovoltaica.

 

La única condición que debe cumplirse para realizar una instalación de autoconsumo, además de tener espacio para instalar los equipos, es contar con un suministro eléctrico, ya que los inversores de red copian la onda de la red eléctrica, por lo que no podrá olvidarse de las facturas eléctricas, aunque el ahorro que proporciona justifica totalmente la inversión.

Instalación de autoconsumo conectada a red con baterías.

Si la instalación de autoconsumo se queda un poco corta y quiere aprovechar la energía solar, no solo durante el día, sino durante la noche también, esta instalación, conocida como autoconsumo con baterías o autoconsumo híbrido, es para usted.

En lugar de verter el excedente a la red eléctrica, con esta instalación, se puede almacenar en una batería para consumir la energía cuando el sol se ponga, de esta manera obtendrá un ahorro durante las 24 horas del día.

¿Qué ocurre si la batería está totalmente cargada, y aún sobra energía? En este caso, como la instalación estará conectada con la red eléctrica, el excedente se puede verter a la red eléctrica y solicitar la compensación de excedentes, ahorrando aún más en la factura eléctrica.

¿Y si la batería se agota? Si la batería se agota, no debe preocuparse, ya que seguirá conectado a la red eléctrica. Además, AC FOTOVOLTAICA le ayudará a escoger la batería óptima en función a su consumo eléctrico para que esto no le ocurra.

 

 

Los equipos de estas instalaciones son los siguientes:

  • Paneles solares: transforman la energía solar en energía eléctrica en forma de corriente continua.
  • Inversor de red híbrido: transforman la corriente continua de las placas solares y de las baterías en corriente alterna para su consumo, además gestionan la carga y descarga de la batería, optimizando su uso y alargando su ciclo de vida.
  • Sistema de monitorización: permite conocer su consumo, la producción fotovoltaica y la carga de las baterías en directo para poder sacarle el máximo partido a la instalación fotovoltaica.
  • Baterías: almacenan la energía eléctrica excedente para poder utilizarla posteriormente cuando no haya energía solar disponible.

Al igual que ocurría en el caso anterior, estos inversores requieren que exista un suministro eléctrico, aunque en este caso, gracias a las baterías, el ahorro será mayor. Si lo que quiere es olvidarse de la factura eléctrica, siga leyendo.

Instalación fotovoltaica aislada.

Para los casos en los que no exista acceso a la red eléctrica, o para aquellos que quieren desconectarse de la misma, las instalaciones aisladas son las más apropiadas.

Olvídese de facturas eléctricas cada mes y del gasto de combustible de los generadores. Genere energía a partir del sol, consuma directamente la energía generada, y almacene el excedente en las baterías para usarlas cuando el sol no brille.

¿Qué ocurre cuando hay mal tiempo y pasamos varios días nublados? Aunque el día esté nublado, los módulos fotovoltaicos generan energía con la luz difusa que es capaz de atravesar las nubes, aunque sea en menor medida. AC FOTOVOLTAICA cuenta con expertos en el sector que diseñarán su instalación fotovoltaica para que no se quede sin energía incluso en los peores días de inverno. Y si no se siente seguro del todo, puede conectar un grupo electrógeno que se pondrá en marcha si la batería se agota.

Estos son los elementos de los que se compone una instalación aislada:

  • Paneles solares: transforman la energía solar en energía eléctrica en forma de corriente continua.
  • Inversor aislado: transforman la corriente continua de las placas solares y de las baterías en corriente alterna para su consumo, además gestionan la carga y descarga de la batería, optimizando su uso y alargando su ciclo de vida.
  • Sistema de monitorización: permite conocer su consumo, la producción fotovoltaica y la carga de las baterías en directo.
  • Baterías: almacenan la energía eléctrica excedente para poder utilizarla posteriormente cuando no haya energía solar disponible.
  • Grupo electrógeno (opcional): si las baterías se agotan, el grupo electrógeno le proporcionará la carga necesaria para poner la instalación en funcionamiento de nuevo.

Otros tipos de instalaciones.

Eso no es todo, existen otros tipos de instalaciones fotovoltaicas, como instalaciones para riego solar, bombeo de agua, electrificación de comunidades, autoconsumo compartidos y muchas otras. No dude en ponerse en contacto con nosotros, los expertos de AC FOTOVOLTAICA le atendrán y le ofrecerán una instalación adecuada a lo que usted necesite.