Bajo el gran impacto del COVID-19 y ante la responsabilidad de quedarse en casa, una de las cosas que más nos preocupa es el abastecimiento de las necesidades básicas, es decir, comida, agua y energía. Por suerte hay valientes que salen a trabajar para proporcionar a la población estas necesidades básicas, pero, ¿y si esto alguna vez no fuera así? En ese caso, la solución más práctica es generar tu propia energía, y en este artículo AC FOTOVOLTAICA le va enseñar cómo puede hacerlo.

¿Dónde se puede tener una instalación aislada?

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas más frecuentes se suelen dar en zonas rurales sin acceso a la red eléctrica, como cortijos u otros terrenos alejados de zonas urbanas, ya que instalar una red de distribución para un usuario conlleva un coste desorbitado. Pero no son los únicos casos, incluso si reside en un entorno urbano y quiere olvidarse de las molestas facturas eléctricas, puede aislarse de la red eléctrica gracias a la energía fotovoltaica.

También hay otras clases de instalaciones aisladas que no se centran en alimentar un hogar, sino en alimentar únicamente ciertas cargas, como alumbrado, señales de tráfico o incluso riego. La gran ventaja de las instalaciones aisladas es que no dependen del suministro eléctrico, lo que las hace muy flexibles.

Componentes de una instalación fotovoltaica aislada

Como decíamos antes, la instalación aislada más común es aquella que alimenta una residencia sin necesidad de tener acceso a la red eléctrica. Para hacer esto, aunque la instalación es muy similar a las instalaciones de autoconsumo, la cuales analizamos desde un punto de vista económico, los equipos que la conforman tienen características técnicas diferentes:

Paneles solares

El elemento básico de toda instalación fotovoltaica son los módulos fotovoltaicos. Estos paneles transforman la energía solar incidente en energía eléctrica en forma de corriente continua. Asociados a los paneles fotovoltaicos siempre habrá una estructura. Esta puede ser coplanar sobre el tejado, o si no fuera posible o no hay tejado, se pueden utilizar estructuras inclinadas.

Inversor cargador

El inversor es el equipo que transforma la corriente continua de los paneles y de las baterías en corriente alterna, la cual es la que necesitan los electrodomésticos para funcionar. A diferencia de los inversores de autoconsumo convencionales, los inversores aislados presentan dos características clave: pueden generar su propia onda de red, lo que los permite funcionar desconectados de la red eléctrica; y son capaces de gestionar baterías, característica que es indispensable para alimentar su domicilio incluso durante la noche. Partiendo de estas características mínimas, podemos encontrar otras características técnicas que difieren dependiendo del modelo de inversor. Las características más interesantes de inversores para aislada que podemos encontrar son:

  • Funcionamiento de inversores en paralelo: permiten aumentar la potencia utilizando varios inversores.
  • Asociación trifásica de inversores: se pueden acoplar inversores en grupos de tres para formar una red trifásica.
  • Entrada de red: existen inversores para instalaciones aisladas que permiten una conexión a red, esta puede utilizarse para conectarse con la red eléctrica si la hubiera, o para conectar un grupo electrógeno.
  • Capacidad de monitorización: la mayoría de los inversores permiten monitorizar la instalación, pudiendo examinar datos como la potencia generada, la potencia consumida, la carga de las baterías, etc.

Existen muchas otras características que podemos encontrar en inversores aislados, en AC FOTOVOLTAICA le asesoramos y le recomendaremos el modelo de inversor más adecuado según sus necesidades.

Baterías

No todas las instalaciones aisladas necesitan baterías, pero lo más común es utilizarlas en las instalaciones aisladas, ya que permiten alimentar su hogar incluso en días de poca luz o durante la noche.

Existen distintos tipos de baterías, las que más se suelen utilizar son las baterías de ácido-plomo y las baterías de litio. Cada una de ellas tiene sus particularidades, las cuales las veremos más adelante en otra entrada de nuestro blog. Si estás interesado en conocerlas, te recomendamos que nos sigas en redes sociales, en ellas anunciamos todas las novedades que subimos a nuestro blog.

¿Qué debo saber para realizar una instalación fotovoltaica aislada?

Lo principal es el uso que se le va a dar a la instalación, la ubicación geográfica y los meses de uso, y el consumo eléctrico que se espera. Si usted tiene un contrato de acceso a red eléctrica y desea desconectarse, con una factura eléctrica en la cual se pueda ver el consumo producido es suficiente. Si por el contrario no tiene acceso a red, o no tiene factura, se necesita conocer los electrodomésticos y cargas que se van a alimentar y durante cuánto tiempo.

Con estos datos, los expertos de AC FOTOVOLTAICA le diseñarán una instalación fotovoltaica que se ajuste a sus necesidades y le asesorarán en todo el proceso para que usted no tenga que preocuparse de nada.

Si no tiene claro si lo que usted necesita es una instalación aislada, puede echar un vistazo a los tipos de instalaciones fotovoltaicas que hay, o preguntarnos, le ayudaremos encantados.